Lávate las manos

Uno de los mejores métodos de prevención es lavarse las manos con agua y jabón minuciosamente y con frecuencia durante al menos 20 segundos. Cuando no tengas agua y jabón disponible usa desinfectante para manos a base de alcohol.